26 feb. 2011

"Historias del Kronen"



Montxo Armendáriz - 1995



Montxo Armendáriz adapta la novela de José  Ángel Mañas sobre la vida de Carlos, un estudiante, en sus meses de verano.
Carlos es un joven desconectado de la sociedad en la que vive. Parece estar en una situación de desencanto por la vida, donde no existen las normas ni los límites. 
Abusa de las drogas, del sexo, se distrae con el alcohol, la violencia y las situaciones extremas. Nada le preocupa más que él mismo. Carlos sólo vive el presente. "¿Mañana? Mañana no existe". Esta suerte de "miopía" que no permite al adolescente proyectarse a él mismo en un futuro, que no le permite pensar a largo plazo. Lo más importante, no sólo para Carlos sino para todo adolescente, es el aquí y el ahora.
Es el puro reflejo de esta "sociedad líquida" (Z.Bauman) en la que vivimos, que se hace presente en la conversación que nuestro protagonista mantiene con su abuelo, el único personaje al que muestra admiración y respeto; "Lo que me da miedo es lo que hay ahí fuera, antes por lo menos sabías contra qué luchabas", refiriéndose aquí a la desintegración de los grandes valores de la sociedad.

Las relaciones familiares y sociales de un adolescente intervienen de forma directa con su manera de conocer, de aprender, de vivir. Y ¿cómo son las de Carlos?

La relación con su familia es casi inexistente, se muestra desligado, desinteresado, su casa es un mero lugar de paso. 
Carlos se está desarrollando en un ambiente autoritario, sus padres  son exigentes, pero muestran poco afecto y poco apoyo emocional. Algo indispensable para cualquier adolescente (aunque quieran hacerse los duros), sin este apoyo emocional familiar se recibe un mensaje de indiferencia que no favorece su desarrollo.





Dentro de su círculo de amistades Carlos encarna la figura del líder, es el guapo, el rebelde, el que no sigue las normas establecidas.
No cree en el amor ni en la amistad, ni es el amigo perfecto. Se muestra individualista y egoísta, adjetivos presentes en nuestros tiempos líquidos.
A pesar de ello se convierte en una gran influencia entre sus amigos, a quienes termina arrastrando a su vida de juerga y desenfreno hasta límites sumamente peligrosos.

Sólo una tragedia (un par, en realidad) le lleva a dar un primer paso a la madurez.

"Historias del Kronen" nos muestra, en definitiva, una sociedad formada por jóvenes desencantados, desmotivados. Adolescentes que se mueven por impulsos y placeres. Víctimas de una sociedad sin valores, sin espíritu de esfuerzo, donde todo es inmediato y efímero.




3 comentarios:

  1. Aquesta va se runa de les pel·lícules que més em va marcar durant la meva adolescència; jo tenia 15 anys, era igual que en Carlos ens molts aspectes; i veient la vida amb perspectiva... em reafirmo amb aquesta idea.

    Gran pel·lícula!

    ResponderEliminar
  2. M'encanta la idea Ellie!
    Serà súper útil pels profes!
    Ben pensat.

    ResponderEliminar
  3. Oh yeah!!!
    I like your blog!!

    ResponderEliminar